La nueva vida de Olivo

Venció a una leishmania descontrolada, a una enfermedad neurológica, a ser invisible por su color y a casi dos años en una jaula…

Qué difíciles son algunos casos, pero cómo merece la pena…

Hoy nuestro querídisimo Olivo ya disfruta del calor de un hogar, de una mamá y familia que lo adora y de la vida que siempre mereció.

Esta lucha a veces nos rompe en mil pedazos, pero verlos así hace que nuestros pedacitos se recompensan de nuevo.

Siempre a pesar todo, merecerá la pena.

Es nuestra mayor recompensa ❤️

Gracias Monika por mirar con los ojos del corazón y darle la oportunidad a nuestro pequeño. Cuidalo mucho, Olivo lleva un pedacito de todos nosotros 🥰

Últimas entradas

Actualización Matilda

Nuestra pequeña no ha recuperado aún la sensibilidad en su patita, pero todavía es pronto y hay que darle más tiempo. Mientras tanto, aprovechamos para

Leer más »
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00