Pasadas las navidades y tras las rachas de fuerte viento que tuvimos,

Pasadas las navidades y tras las rachas de fuerte viento que tuvimos, tocó hacer recuento de los daños que el temporal había causado. Lo mas urgente era sin duda, sanear todos los árboles y ramas que habían sido semi arrancados y que aun en pie, seguían siendo un verdadero peligro para nuestros animales y para los propios trabajadores. Sin embargo, afrontar los gastos del saneamiento de toda la fundación se nos hacia imposible de asumir… Pero gracias a la solidaridad de nuestra amiga Katharina pudimos hacerlo, y es que en cuanto supo de nuestra situación, se ofreció inmediatamente a donarnos el dinero necesario para hacerlo!

Gran voluntaria, pero aun mejor persona.

Gracias amiga por seguir apoyándonos y por tendernos la mano siempre que lo necesitamos! 🫶

Últimas entradas

La última familia

Hace ya más de un mes que nos contactaron para ayudar a esta familia que estaba en la calle. En aquel momento, nuestra situación era

Leer más »
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00