El sol de septiembre en Sevilla es abrasador y aunque el patio de recreo de nuestros perros está protegido del sol, la temperatura es alta en general.

El sol de septiembre en Sevilla es abrasador y aunque el patio de recreo de nuestros perros está protegido del sol, la temperatura es alta en general. Kevin, nuestro cachorrazo, ha encontrado la forma de que a él no le afecte el calor y sin dudarlo un momento se mete en la piscina para pasar el resto de la tarde relajado. Nosotros lo miramos entretenidos porque Kevin disfruta de su estancia en el hospital como si de un hotel se tratara y es nos encanta, poder dar todo lo que necesiten para que de alguna forma olviden un pasado de abandono y hambre.
***********
September´s sun in Seville is scorching and although our dogs’ playground is protected from the sun, the temperature is generally high. Kevin, our big puppy, has found a way that he is not affected by the heat and without hesitation he goes into the pool to spend the rest of the afternoon relaxed. We look at it amused because Kevin enjoys his stay in the hospital as if it were a hotel and we love to be able to give everything they need so that they somehow forget a past of abandonment and hunger.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *